Bird Box: No tan interesante como parece.

Escrito por David Cavazos

Bird Box

Directora: Susanne Bier

Género: Drama/Post-Apocalíptico

Duración: 124 min.

Protagonistas: Sandra Bullock, John Malkovich, Rosa Salazar y Sarah Paulson.

Fecha de estreno: Diciembre 21, 2018 (Netflix)

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=o2AsIXSh2xo

Resultado de imagen para bird box film

Llega un nuevo fenómeno a la plataforma de Netflix, con muchos memes de respaldo, no encontramos con una historia que sonaba interesante sino fuera por otra película que se estrenó en abril de este año y que pronto hablaremos de ella. Para finales de mes, la plataforma de streaming nos presenta Bird Box, la cual nos cuenta la vida de Malorie (Sandra Bullock), un mujer que descubre que el mundo ha sido invadido por una criaturas extrañas de la cuales no deben verlas, de lo contrario correrán más peligro. Ahora, con los ojos vendados, Malorie debe sobrevivir junto con otro grupo de sobrevivientes para poder salvarse de las criaturas. Basada en la novela de Josh Malerman, la película toma un concepto muy interesante y lo desperdicia por muchos momentos, convirtiéndose en otra típica película de caos mundial.

Resultado de imagen para bird box film

La película tiene a su favor un sólido primer acto donde nos muestra cómo se va creando este caos a través de las criaturas, las cuales también tienen un concepto único y que destaca por medio de otras cintas de este estilo. Nos dan a percibir cómo es que vemos a estas amenazas, representadas como algo bello o como nuestros peores temores y donde nos incitan a matarnos nosotros mismos. Quizás es el aspecto más rescatable de la película: las amenazas son intimidantes a pesar de no poder verlas, está basado en la subjetividad y eso lo convierte en algo de interés para el espectador. Hay conceptos y situaciones a través de la película que, a pesar de no tener sentido, varían para ofrecer una historia distinta. Otro momento destacable es el tercer acto, un tanto atrapante y sorpresivo, pero que entrega la tensión suficiente para su disfrute y quizás por lo que vale la pena verla. Pero lo que da un estandarte de calidad a la película es la integración de Sandra Bullock y John Malkovich al cast. Sin ellos, esta película sería insufrible. Ambos nos dan actuaciones espléndidas que nos dan todo el sentimiento posible para conectar con ellos en algunas ocasiones. Elevan la película a una calidad mucho mejor de la que estaba teniendo y gran parte de ello se debe a la dirección de Susanne Brier quien supo llevar al extremo el nivel de actuación de los dos anteriormente mencionados.

Imagen relacionada

El verdadero problema de la película y por lo que hace defectuoso su disfrute es el segundo acto donde todo lo interesante se pierde en un mar de clichés y situaciones que ya vimos antes en varias películas de este tipo. Cuando llegamos a la escena del grupo de sobrevivientes, ahí es donde el guion se hace muy flojo. Presenciamos todo cliché posible en cada personaje: el temeroso, el que sabemos que morirá primero, la optimista confiada y el borracho patriota desconfiado. No hay ninguna variación en este aspecto, sufriendo de más de una hora de aburrimiento de las dos que dura. El concepto de las criaturas pudo haberse explorado mucho más pero se desperdicia en el aspecto de los sobrevivientes y sus desarrollos pobres. No conectamos con ellos, no se nos hace entrañables y acaban siendo olvidables. Inlcuso Bullock y Malkovich son los mejor parados a pesar de que sus personajes no son tan simpáticos con la audiencia, la carencia de emoción y emotividad se ve reflejada en la importancia que se le tiene a los personajes… ninguna. Lo mejor era plantear la historia solamente con Bullock y los dos niños, generaría más intriga y una conexión más fuerte con la audiencia, además de explorar a fondo el panorama de las criaturas.

La película llega tarde a un concepto que A Quiet Place tomó de mejor manera en cuando a la temática del sonido, igual de parecida a ésta pero con la vista. Solo que la película de Emily Blunt y John Krasinski toma más riesgos, es más emotiva y el nivel de tensión es mucho más alto en tan sólo una hora y media, algo que Bird Box no hizo en dos horas. Lamentablemente esta película carece de intensidad y momentos memorables como para considerarla algo de culto, más que las bromas que se hacen en redes sociales. Bird Box pierde todo interés al hacer una historia tan convencional que hará vendarte los ojos para dormir y que nadie te moleste.

CALIFICACIÓN

Resultado de imagen para dos estrellas y media de cinco

Muchas gracias por leer este artículo, no olvides comentar y compartir. Espera más contenido muy pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s